Ir a la HomeBiografíaMilagroCapuchinas de la madre del divino pastorNoticiasContactar
Español   Catala
Más Información
Más Información
Más Información
Biografía
Padre Jose Tous

El Padre José Tous y Soler nace el 31 de marzo de 1811 en Igualada (Barcelona) en el seno de una familia profundamente cristiana. Es el noveno de doce hermanos. Al día siguiente recibe en la Basílica de Santa María de Igualada el Bautismo.

La atmósfera familiar, la oración de su padre, de su madre y de sus hermanos incide benéficamente en su corazón. Su fe crece junto con su personalidad, caracterizada por la interioridad, la amabilidad y la docilidad.

A los trece años, manifiesta a su padre su vocación capuchina y opta por seguir a Cristo al estilo de Francisco de Asís. En la Orden Capuchina ve realizados todos sus ideales, en San Francisco encuentra un modelo de vida, hasta decir como él “Y estábamos contentos y no queríamos tener nada más”. Su objetivo es desde ahora buscar siempre y en todo a Dios.

El joven José, con el deseo de dar lo mejor de sí mismo, hace su profesión solemne el 19 de febrero de 1828; sabe que ya su vida pertenece única y totalmente a Dios. El Evangelio, María, san Francisco y el amor al prójimo modelaron su corazón capuchino.

La dedicación a los estudios y la oración le conducirán hasta el sacerdocio y así ve la culminación de sus sueños con la ordenación de presbítero en Barcelona el 24 de mayo de 1834. Al año siguiente fue destinado al Convento de Santa Madrona de Barcelona. Pero transcurridos apenas dos meses, el 25 de julio de 1835, el ambiente de quietud del convento es turbado por la revuelta originada por una desafortunada corrida de toros que dio lugar a alborotos de numerosos grupos de personas que insultan a los frailes, apedrean sus puertas y ventanas hasta llegar a asesinar a muchos religiosos. Todos estos sucesos tienen su raíz en la situación política de España. El gobierno, por su parte, tomó también medidas persecutorias contra la Iglesia.

Unos treinta y seis mil religiosos son desterrados de su patria; exilio que duró unos cuarenta años. Fray José se encamina hacia Italia. Empieza el largo período de la exclaustración. El viaje, las largas caminatas y las inclemencias del tiempo minaron su salud, motivo por el cual se establece en la ciudad de Toulouse (Francia) donde ejerce su ministerio apostólico como capellán de las Benedictinas del Santísimo Sacramento durante siete años. Allí pudo dedicar tiempo a la contemplación y a la adoración de la Eucaristía y a la ayuda espiritual de las jóvenes del internado.

En 1843 la situación política le permitió volver a Cataluña, pero con la condición de no vestir el hábito capuchino ni vivir en comunidad. Vivió con sus padres mientras desarrollaba el ministerio sacerdotal en diferentes parroquias. Su ministerio se centra en la confesión, en la dirección espiritual de la asociación de Santa Romana y en el culto a la Divina Pastora.

Los sentimientos de compasión hacia los niños y jóvenes, que el Buen Pastor puso en el corazón del Padre José, convergían con los piadosos deseos de las jóvenes Isabel Jubal, Marta Suñol y Remedio Palos: “Derramar en el tierno corazón de los niños los santos pensamientos y devotos afectos que Dios les comunicaba en la oración”. Después de madurar en la oración y consultar el proyecto, el P. Tous aceptó orientarles. Partiendo de la Regla de Santa Clara, adecua las Constituciones capuchinas de la beata Mª Ángela Astorch para unas Capuchinas Terciarias de Enseñanza. Se establecieron en Ripoll en marzo de 1850 para iniciar la vida comunitaria, y, el 27 de mayo abrían las puertas de la primera escuela.

Los años que le quedan de vida, los dedica a la atención caritativa y prudente a las Hermanas así como a las comunidades que se van formando: San Quirico de Besora, Barcelona y Madrid. En sus escritos a las Hermanas aflora su espíritu capuchino: las Hermanas están llamadas a la vida mixta de contemplación y acción. Insiste en que sólo desde el amor a Jesús alimentado en la oración, es posible la unión santa; que sólo desde la humildad es posible la obediencia.

Desde muy joven, el Padre José Tous descubre a Dios como lo único necesario, de aquí su lema “Fe y Confianza en Dios”.

Dios, que no se deja vencer en generosidad, lo llamó a vivir plenamente con Él en el momento más sublime de su vida, mientras celebraba la Eucaristía, un 27 de febrero de 1871 a primera hora de la mañana, en la capilla del Colegio que las Hermanas Capuchinas tenían en Barcelona.

Casa Natal P. TousJosefa TousJoaquín AdamF.  Nicolás TousSanta Maria de IgualadaPila Bautismal Pila Bautismal
P. TousFirma del P. TousCasa natal del Padre José Tous, vista desde el jardín de la parte de atrás. Este pasillo de piedras del suelo es el mismo que había cuando jugaba por aquí el niño José Tous y Soler. No se ha cambiado.CriptaCriptaIgualada. Placa de la calle dedicada al P. TousP. Tous
© Diseño web Diseño web O2 Sistemas      Compatible FirefoxCSS ValidoXHTML Valido